Google: Lo que las última actualizaciones podrían penalizar.

Nueva actualización del algoritmo de Google y nuevo quebradero de cabeza para los especialistas en SEO y los responsables de marketing digital.

La Helpful Content Update, que Google ha lanzado este mismo mes de septiembre de forma global para el contenido en inglés y que será lanzada en el futuro en otros idiomas, marca un nuevo parámetro sobre qué está bien y qué no en los contenidos online, por lo que también lo hace sobre lo que será premiado y lo que no en los resultados de búsqueda en el gigante.

Y, aunque empieza a producirse una brecha generacional en las búsquedas, Google y la estrategia de SEO continúan siendo cruciales para lograr resultados en marketing digital. Para los marketeros, es todavía un elemento clave. Comprender qué quiere el buscador y qué se debe hacer para ser bendecido con buenas posiciones es esencial.

Escribir para el buscador

Como el propio nombre de esta actualización indica, Google quiere premiar a los “contenidos que ayudan”. Lo que quiere decir esto es ya una cuestión para el análisis. De entrada, y como ya apuntaban los análisis previos, Google sigue penalizando – y lo hace ahora mucho más – a aquellas webs que simplemente escriben para los buscadores.

Esto es, la estrategia de redacción de contenidos debe tener como prioridad a los humanos, no al algoritmo de Google.

Según la propia Google, la actualización irá a por aquellos “contenidos que parecen haber sido creados de forma primaria para posicionarse bien en buscadores en lugar de para ayudar o informar a la gente”.

“El objetivo de esta actualización del contenido útil es recompensar mejor al contenido que ofrece una experiencia satisfactoria para los visitantes, mientras que el contenido que no cumple las expectativas de los visitantes no tendrá un buen rendimiento”, ha resumido Google.
Esto no quiere decir no hacer SEO, sino no crear contenidos solo para el buscador. “El SEO es una actividad útil cuando se aplica a contenido dirigido a personas”, continúa en su documentación la propia Google.

Contenidos por IA

Por tanto, no sorprende que el algoritmo tenga ahora en cuenta – para mal – prácticas para producir contenidos rápidamente o de forma poco orgánica. Así, Google está ahora penalizando el uso de inteligencia artificial (IA) para generar contenidos, según apuntan desde la agencia Internet República en una nota de prensa.

En la Helpful Content Update, el algoritmo ha empezado a tener en cuenta este valor. “La disponibilidad actual de herramientas IA que generan contenidos puede hacer que Internet se llene, todavía más, de contenidos basura”, alertan en el comunicado. De hecho, sus expertos apuntan que el cambio se venía venir, puesto que “añadir texto SEO a URLs que no deberían ser artículos” se había convertido en algo demasiado efectivo.

Aun así, ¿tendrá esta actualización un impacto notable? Según estiman desde Internet República, “penalizará a menos webs de las que crees”, porque lo que castigará será que se suba de ese modo contenido de relleno y en entornos en los que no se tiene autoridad.

Desde la propia industria de las plataformas de IA para la escritura de contenidos tampoco creen que sea el fin del mundo. Como explica un directivo de una de esas herramientas en una columna de opinión en Search Engine Land, “es una buena cosa”, porque evitará que se use la IA para crear contenidos al peso – basura, al final – y porque ayudará a perfilar el uso de la inteligencia artificial para crear contenidos de alta calidad y originales.